domingo, 23 de febrero de 2014

CARITA DE MI PASIÓN

imagen sacada de Internet sin animo de lucro 

Juntos vimos  aquel día,
cuando la noche llegó,
que  el mar en el horizonte,
 con la luna se besó.

Las luces de aquella tarde,
 morían en su  crisol,
para que las rosas duerman,
y el cielo mostro su flor

En los confines del cosmos,
 un lucero se incendió
iluminando tu cara,
carita de mi pasión.

Y fue esa noche de Junio,
 que entregue mi corazón,
¡ni la noche, ni la luna,
 ni el mar me lo arrebató!

Que fue la luz del lucero,
 que en tus ojos  prendió.

De tu mirada de niña,
 con cuerpo de frágil flor,
yo fui llenando mis días,
 se inundó mi corazón.

Hoy cuando el tiempo ha pasado,
 y miró a mí alrededor,
la luz que prendió en tus ojos,
todo un universo creó.

Hay otros ojos de niños,
 hay otros cuerpos en flor,
que brotaron de tu cuerpo,
 de tu fuerza, de tu amor.

Mas cuando miro tu cara
 ¡carita de mi pasión!
aun veo tus ojos de niña,
tu cuerpo frágil de flor.

Y  me siento el caballero,
que entrego su corazón
para servir a su dama,

cuando una noche de junio
el mar en el horizonte,
 con la luna se besó.
                              Antonio Villegas Martín
                           Del libro Poemario a la alegría

                             

5 comentarios:

  1. Hola Antonio, precioso poema, como todos los tuyos,
    pero este me parece muy especial. Me encanta como escribes. Te echamos de menos en la tertulia haber si puedes venir pronto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Precioso de verdad. Mis sinceras felicitaciones, Antonio.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Loli, yo también hecho de menos
    la tertulia y vuestra compañía espero poder
    regresar pronto.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar