viernes, 25 de noviembre de 2011

TIERRAS DE LA LITERA


¡Es la tarde de Octubre
donde mi alma sueña!

El verde de los pinos,
bajo el castillo,
frente a los muros
eternos de piedra.

Los tejados del pueblo
y sus callejas,
entre claros y sombras
que la luz deja.

¡Horizontes lejanos
con manto de tenue niebla!

Donde el agua y el sol
sus frutos dejan,

sobre una tierra antigua
de cal y cendra.

¡Campos de la Litera!
Que bello suena,
el canto de los pájaros
entre los frutos
de tus cosechas.

Atrás quedaron días
de hambruna seca,
gracias a ilustre mente
que puso el agua donde no era.

¡Campos de la Litera!
¡La vida lleva!

El agua de los canales
donde tus tierras su sed abrevan.



En memoria del ilustre Sr. Joaquín Costa
Impulsor de los canales de riego de Catalunya y Aragón
Antonio Villegas Martín

sábado, 19 de noviembre de 2011

OLIVARES



Desde los alcores
del viejo castillo,
deleito mis ojos
viendo pajarillos.

Secanos, almendros,
montes de pinares,
¡y el verde azulado
de los olivares!

Y pienso en tormentas,
inviernos y fríos,

mirando sus troncos
negros, retorcidos.

Los cientos de años
que llevan erguidos,
viviendo en silencio,
ajenos, callados.

Forjando en su fruto
el néctar dorado,
que palia el hambre
a miles de humanos.

¡Regreso tranquilo!
sereno, callado,
mirando olivos
de tronco arrugado.

Cuadrillas de rostros
por fríos forjados,
varean tus ramas
olivo sagrado.
Antonio Villegas Martín







domingo, 13 de noviembre de 2011

MIS OJOS MIRAN LA LUNA






















Mis ojos miran la luna,
en esta noche en que besa
con el blanco de su luz
y su serena belleza.

¡Los jirones de mi alma
rasgada por la tristeza!

¿Quien escribe los guiones
que nuestras vidas interpretan?

¿Por que nacer a la luz
si luego la vida no nos lleva?

¿Para que escribir mas cuentos
si matamos la inocencia ?

¿Para que sembrar bondad
si jamas habrá cosecha?


¿De que sirven las plegarias
si no hay Dios que las atienda?

Hoy estoy en mi ventana
perdido en la noche inmensa,
sin Dios,sin paz,sin conciencia.

Mi corazón ya no quiere
la vida que lo sustenta,
ni que la luna acaricie
jirones de mi tristeza.

¡Mi alma la quiere a ella!

Su amor, su bondad, su inocencia
pero en su guion los dioses,
a ella ya, no la contemplan.


Antonio Villegas Martín
12/11/11

sábado, 5 de noviembre de 2011

HIJO DE LA ILUSIÓN PRIMERA

Eres hijo del amor,
de la ilusión primera,
de una madre joven
enamorada y tierna.

Y de un alma desbocada
que volaba tras su estrella.

¡Tú llegaste como almendro
anunciando primaveras!

Tu risa savia de vida
puso en flor toda la huerta,
y los árboles más nobles
heridos por mil tormentas.

¡Talaron sus ramas secas
brotaron con tu presencia!

Gozamos de tu niñez
de tu cálida inocencia,
de tus pasos de tus risas
de tus palabras mas tiernas.


¡Así!... veinticuatro años
noventa y seis primaveras.

A nuestro lado forjaste
tu joven tronco de roble
con alma de primavera.

¡Y un día te marcharas
corazón de savia nueva!

Para plantar otros campos
con flores de vidas llenas.

.…¡Por eso mi hijo ve!....
no te den miedo tinieblas,
tienes firmeza de roble
y tu espada es de nobleza.

¡Y si un día pierdes el ánimo
o te invade la tristeza!

Recuerda que eres hijo de amor,
de la ilusión primera,
y de un alma desbocada
llena de luz y primavera,
que se eleva como el viento
y no la paran fronteras.


Antonio Villegas Martín
Para mi hijo Daniel

martes, 1 de noviembre de 2011

LUCES EN EL RECUERDO




Hoy me lleva el corazón
por senderos de nostalgia,
y los recuerdos se agolpan
a la altura de mi garganta.

Mirando fotos que un día
brillaron de luz y esperanza.

Pero la muerte y el tiempo
han puesto en ellas
tonos grises de tristeza, olvido,
y melancólica añoranza.

Desgarrados, mal heridos,
sin ilusión ni esperanza,
un erial sin consuelo
dejo su fría guadaña.

Recogimos los pedazos
maltrechos de nuestras almas,
vagando como sonámbulos,
marionetas sin voluntad
llenos de odio y de rabia.

Mas, la bondad de la vida,
el cariño,  la ternura 
de otras almas.

Fueron cerrando heridas
cambiando dolor y odio,
por nuevos proyectos 
y esperanzas.

¿Pero y vosotros? ¿ Los que os fuisteis?

¿Que fue de vuestros anhelos?

¿Donde viven vuestros sueños?

¿Quien consuela vuestro llanto?

¿Quien acoge vuestras ansias?

¿O acaso también la muerte
destruye todo lo que sueña el alma?
Hoy me lleva el corazón
por senderos de nostalgia.

¡En el fondo de mi ser!
Hay, reflejos de vuestra luz,
destellos de vuestra alegría,
caricias de vuestro cariño.

Que la muerte y el tiempo
no han conseguido borrar
porque viven y sueñan conmigo .


Antonio Villegas Martín