viernes, 30 de septiembre de 2011

PARA MERITXELL

                  Fue en primavera
cuando ocurrió,
y lleno de gozo
nuestro corazón.

En el mes de Abril
cuando el universo
renueva la tierra
el agua y el viento.

Llenando de vida
jardines y huertos.

Con la luz más clara
de aquel primer día,
llorando con fuerza
llego la alegría.

Cosita pequeña
de carne rosada
haces que mi alma
ria alborotada.

No supe que hacer,
solo te miraba.

Sentía en mí pecho
a mi corazón,
latiendo con fuerza
lleno de emoción.

¡Que día tan lindo!
que amor y que calma.
mirando a tu madre
cuando te amamanta.
   
                         Antonio Villegas Martín

domingo, 25 de septiembre de 2011

Para Josefa: Por su alegre generosidad y sus ricas naranjas


Desde tus ojos negros
la luz más clara,
cuando tú miras niña
va reflejada.

Entre tu pelo negro
noche estrellada,
con miles de luceros
que te engalanan.

¿Tu cuerpo de andaluza?

¡Canela en rama!

Aunque tú hayas nacido
en otra noble tierra,
la catalana.

Eres tan generosa,
como las rosas
 de la mañana.

No piden  nada a cambio
cuando en el viento
su aroma exhalan.

                                        Antonio Villegas Martín

sábado, 24 de septiembre de 2011

LLUVIA EN EL CRISTAL

Suena el viento en mi ventana,
da la lluvia en el cristal,
extiendo mi mano a un lado
y junto a mi ella no esta.

Mirando tras los cristales
de mi alegre ventanal,
tras la neblina a lo lejos
no se puede ver el mar.

El viento mece las ramas
con violencia sin piedad,
de las acacias del parque
que ayer nos vio pasear.

Y en el cielo gaviotas,
con un vuelo magistral...
Cortan y surcan el viento,
¡jugando! bajo la lluvia,
parecen que alegres van.

Suena el viento en mi ventana,
da la lluvia en el cristal,
                                   nuestros días de verano
                                   de nuevo quedan atrás.

Soñaremos con sus flores,
su color, su bien estar,
y con las noches de luna
sentados junto a la mar.

                 Antonio Villegas Martín

domingo, 18 de septiembre de 2011

QUE BUENA SUERTE LA MÍA



¡Que estrella me iluminó!
¡Que buena suerte aquel día!

Andar, el mismo camino
por donde tu venias.

Precedida de tu luz,
de tu risa y tu alegría.

¡Pudiste mirar a otro!
¡O hacer que no me veías!

Pero tus ojos quisieron,
mirarme a mi ese día.
Desde tus ojos de mar.
Y tus miradas traían,

Las caricias de tus risas,
y el frescor de tu alegría.

¡Que estrella me ilumino!

¡Que buena suerte la mía!

Tenerte como te tengo
a mi vera todavía.

Antonio Villegas Martín

viernes, 16 de septiembre de 2011

PENSANDO EN TI

¡Pensando en ti!

Se me pasan las horas,
pensando en ti.
                  Risa alegre, luna  clara,
                  noche  de abril.
  
¡Pensando en ti!

Sueños rosas, flores nuevas,
en un jardín.
Lluvia fresca, mar abierto,
                  ganas de vivir.

¡Porque tu ojos!

Tienen la luz del alba,
en su mirar,
                  Hay armonía, y color,
                  en tu caminar,

¡Pensando en ti!

                   Sangre viva, manos llenas,
 ganas de dar.
                  Aire fresco, pecho abierto,
para la paz,

¡Pensando en ti!

Vida alegre, luz y cielo,
ganas de amar,
Mar y luna en mi ventana,
para soñar

¡Pensando en ti!
Se me pasan las horas,
pensando en ti

                  Antonio Villegas Martín

sábado, 10 de septiembre de 2011

NOCHE DE LUNA

En la noche alegre.

Mientras te miraba.

La luna redonda
nos iluminaba.

Con tonos de plata
ella recortaba,
tu linda silueta
mientras yo miraba.

La luna brillaba.

El viento reía.

Y  tú me mirabas
mientras relucías.

                                          Antonio Villegas Martín

jueves, 8 de septiembre de 2011

RECUERDOS DE AMOR

¿Quien no recuerda los ojos
 de aquel su primer amor
que en sueños o despiertos
un día nos conquisto?

Aquella dulce mirada
que prendió en tu corazón.
            
                  Haciendo que te sintieras
de este mundo lo mejor.

Miradas, sonrisa, besos.

Primeros pasos de amor
escritos con inocencia
sobre tierno corazón.

Guardados bajo mil pliegues
de vida y desamor.

Que nos sirven de consuelo
cuando duele el corazón.
                            
                                      Antonio Villegas Martín

domingo, 4 de septiembre de 2011

CARITA DE MI PASIÓN
















Juntos vimos  aquel día,
cuando la noche llegó,
que  el mar en el horizonte,
con la luna se besó.

Aquella tarde las luces,
morían  en un crisol,
¡para que  duerman las rosas!
¡y el cielo mostró su flor!

Por los confines del cosmos,
un lucero se incendió,
iluminando tu cara,
¡ Carita de mi pasión!

Y fue esa noche de Junio,
que entregue mi corazón,
¡ni la noche, ni la luna,
ni el mar me lo arrebató!

Que fue la luz del lucero,
que en tus ojos  prendió.

De tu mirada de niña,
con talle de frágil flor,
yo fui llenando mis días,
se inundó mi corazón.

Hoy que el tiempo ha pasado,
y miró a mí alrededor,
la luz que prendió en tus ojos,
todo un universo creó.

Hay otros ojos de niños,
hay otros cuerpos en flor,
que brotaron de tus entrañas
de tu fuerza, de tu amor.

Mas cuando miro tu cara,
¡carita de mi pasión!
aun veo tus ojos de niña,
tu cuerpo frágil de flor.

Y  me siento el caballero,
que entrego su corazón,
para servir a su dama.

Cuando una noche de junio,
el mar en el horizonte,
con la luna se besó.
                             
                   Antonio Villegas Martín
           De su libro Poemario a la alegría

sábado, 3 de septiembre de 2011

PLANETA DE TIERRA, DE AGUA Y DE LUZ


Sentado a la fresca,
sombra de un gran pino,

Abriendo al planeta
los cinco sentidos,

Mis ojos rebosan
de colores vivos.

Una tarde dulce,
de un agosto tibio.

Escucho los cantos
que el viento divino,
juglar de mil lares,
susurra a las ramas
de alegres pinares.

Y le cuenta historias
de tiempo y lugares,
por donde él anduvo
allén de los mares.

Y sus ritmos  llevan,
cantos de sirenas
de mares azules
en noches  serenas,
                     con lunas de plata
y chispear de estrellas.

Historias de cumbres
que hasta el cielo llegan,
con agua de nácar
que  las nubes elevan.

Donde nace  el rayo,
donde el trueno suena.

¡Llanto de los mares
que la tierra riega!

Anduvo por tierras
donde reina el sol,
y tiene la arena su
feudo de amor.

Praderas inmensas
cubiertas de flor,
perfuman su frente
le cubren de olor.

¡Sonando va el viento!
entre los pinares,
con el va mi mente
a mil  y un lugares.

Planeta de tierra,
 de agua y de luz,
nadie amasa sueños
 tan bien como tu.

            Antonio Villegas Martín

viernes, 2 de septiembre de 2011

LA LUZ DE MI TIERRA


Ayer noche llovía
en la tierra en que vivo,
el agua clara lavó
el oscuro de los pinos.

Hoy la luz  juega en ellos
y remarca los caminos,
en sus troncos mojados,
pajarillos y sus trinos.

Mas allá del umbral,
de la casa en que habito,
bajo un cielo de luz,
hay un bosque de pinos.

Y un poquito mas lejos
un turquesa divino,
de ese mar que engalana
la tierra en que yo vivo.

Con su luz en mi cara
voy haciendo camino.

Con la luz de ese mar
su turquesa divino,
que pinta de rojo tus labios,
de rosa mis sueños,
y de verde los pinos.

          Antonio Villegas Martín
                        29/01/11


jueves, 1 de septiembre de 2011

VOCES DE POETAS


                    ¡Sonaron ayer!
hoy también suenan,
contando alegrías,
paliando las penas.

Susurros de amor,
cantos de sirenas,
recuerdos de vida
que en la noche viven,
y en el alma sueñan.

Que todos buscamos,
y pocos encuentran.

Palabras regladas,
y otras veces sueltas,
que las luces pintan,
y las ondas llevan,

Cuando el viento Esparce,
                       ¡voces de poetas!

Haciendo que tiemblen
 nuestras vidas yermas.

¡Sonaron ayer!
hoy también suenan.

¿Sonaran mañana?

¡Susurros del alma!

...Voces de poetas.

                                                Antonio Villegas Martín
                                          3/10/09