miércoles, 28 de diciembre de 2011

PENA DE AMOR




¡Pena de amor!

Pena que se lleva dentro.

¡Pena! que no se quiere olvidar 

ni tan siquiera un momento.
Para con ella poder soñar,
y con los sueños
poder seguir viviendo.

Antonio Villegas Martín

sábado, 17 de diciembre de 2011

BAJO LA LUNA DE ENERO
















Sueña la luna errante
en un frió y radiante cielo,
...con llegar al horizonte
donde el monte toca el cielo.

Sueñan los montes inertes
perfumados de romero,
acariciados por nubes
peinados por viento fiero.

...Con la cara de la luna
cortejada por luceros,
¡caricia de blanca luna
aullada por lobos fieros!

Sueñan mis besos tus labios
de miel y de terciopelo,
bajo la luna encantada,
en esta noche de enero.

¡Quimera de dos amantes
entre la tierra y el cielo!

               
              Antonio Villegas Martín

lunes, 12 de diciembre de 2011

ANDALUZ













(Andaluces de relámpago nacidos entre guitarras)
            Miguel Hernandez  viento del pueblo 

Yo, como dijo Miguel
¡Andaluz de relámpago y guitarra!

 Aunque lejos de mi tierra estoy
su luz me pulsa en el alma.

Siento en mis venas sus duendes.
Alegría que rebosa en mi calma.

Frescura de agua con vida
en mis risas,
y manantial de mis lágrimas.

¡Que bello es sentir la vida
desde el lado donde las cosas cantan¡

¡Que dulce tener el rumbo
orientado a la esperanza!

Las puertas del corazón
de par en par ¡bien abiertas!
para que puedan entrar
todos los que falta tengan.

Desgarrase en cada adiós,
y renacer en cada verso.

Sentir de frente la vida,
alegría de no estar muerto.

Porque me siento Andaluz,
porque tengo el alma,


¡al Sol, a la Luna y al Viento¡


Antonio Villegas Martín 22/07/10

viernes, 2 de diciembre de 2011

EL ALJIBE

             












Hasta el aljibe de los moros
yo me acerco cada día.

Mientras la brisa
fresca de la noche,
corre a esconderse del sol
que calienta el nuevo día.
            
 Entre los junquillos verdes,
cantando su melodía,
un chorro de agua leve
en la balsa se perdía.
           
Incrementando el espejo
de agua tranquila y fría,
donde el sol viene a mirar
el dorado de sus pómulos
cuando llega el medio día.

Alondras y jilguerillos,
vencejos y golondrinas,
insectos de mil colores
beben y cogen arcilla.

Mientras  llenan y colman
de color, y sonoros cantos
las zarzas de sus orillas.
          
 ¡Trocito de mar errante!
que de la tierra nacía.
El moro que te encauzo
que buena mano tenía.
           
Tu cauce cuenta su amor,
y tu canción su alegría.

¡Chorrito de agua leve!

Sonando de noche y día.
la alegría de la vida llevas
en  tu melodía.

         Antonio Villegas Martín
27/06/09 en Tamarite de Litera (Huesca)