domingo, 14 de julio de 2013

ROMANCE DE TONET EL MARINERO

                                        ¿Recuerdas mi amor?

Lucia la noche su luna de plata
mantón de luceros, brisa de garbi,
lamían las olas , la playa serena
donde entre la arena,con pasión y entrega
tus labios de seda , collares de besos,
tejían para mi.

De entre viejas rocas, que la luna pinta
con su halo blanco, lo vimos salir.
¡Perdónenme! Dijo, no quiero estorbarles
¡ya me voy de aquí....!

Era un hombre anciano, con gorra de plato,
porte de marino, y gesto gentil,
que por el sendero que llevaba al puerto,
entre madreselvas lo vimos partir.

...Seguía la noche mostrando su luna,
la brisa ondeaba tu pelo hacia mí,
por aquel sendero, tu mano en la mía,
cargados de besos salimos de allí....

¡Y mientras tú reías de mis tonterías!
Sentado en la puerta de aquella taberna
que había en el puerto, mirando las barcas
¡ lo vimos allí!
levanto su brazo y nos hizo un gesto,
¡acérquense jóvenes!¡les invito a un trago!
¡Vengan para aquí!

Un rostro curtido por la sal marina,
unos ojos claros aún llenos de vida,
y unas manos duras que acercó hacia mi...
¡Mi nombre es Tonet!¡no quise asustarles!
Soy hijo del pueblo he nacido aquí...

….Y frente a unas jarras de fresca sangría,
como un narrador de historias antiguas
aquel marinero desgranó sus días.....

Cristina escuchaba como una chiquilla,
absorta, tranquila, el relato de amor
que Tonet decía, sobre sus siluetas,
un aura de plata la luna ponía,
y del viejo puerto la brisa traía ,
tintineo de barcas que la mar mecía.

...Yo fui pescador en esta bahía,
mi barca surcaba sus aguas de vida,
y en esa caleta que duermen las olas,
como una sirena posada en sus rocas,
una noche azul, conocí a mi Lola .

La paz de la noche, su rostro decía
Sus ojos abiertos,¡la luz de los días!
mil tonos el viento en su risa tenía,
mi nombre en sus labios, tierna melodía.


Sus besos sembraron, de pasión mis noches
de sueños mis días,entre su regazo
todas las tormentas,su fuerza perdían.

Con ella aprendí que linda la vida,
que dulces las cosas, cuando el amor prima.

¡Yo la quise tanto!
¡Tanto la quería!

Que su amor le puso,velas a mi barca ,
velas en mi alma,blancas de alegría.
El mar y la lluvia, la tierra y las flores,
el viento,las nubes ¡y en su cielo claro!
Luna, Sol, Estrellas, todo eran colores.

¡Yo la amaba tanto!
¡Todos la querían!

No llegué a pensar que los mismos dioses
que un día me la dieron , me la quitarían,
Ella era tan fuerte, tan dulce,tan frágil,
¡como la alegría!

y se puso enferma, ¡una tontería! ella me decía
médicos de ciencia no supieron nunca lo que ella tenía .

¡Cuéntame Tonet!
¡Siempre me pedía!

Háblame del mar, de sus aguas claras
de sus playas blancas, de sus melodías.
Que tu voz, Tonet, ¡bálsamo de amor!
Mitiga mis penas, ahuyenta el temor,
aviva los sueños, alarga los días...

Todas las penurias de su enfermedad
no fueron capaces de apagar la fuerza
que sus ojos tenían

Se marcho una tarde radiante de luz,
mientras que la brisa de garbi mecía,
olas de ese mar que ella tanto quería.
¡Maldije a los dioses!
  que nunca escucharon lo que les pedía

¡No caben tristezas! Me dijo al morir,
pues tuve la suerte de estar junto a ti...

….Me dejó repleto de amor y alegría,
recuerdos tan claros que alumbran mis noches,
historias tan tiernas que endulzan mis días
sueños para llenar mas de siete vidas....

 Y en esa caleta que un día vino a mi,
 mirando la luna,soñando sus besos,
 espero sereno la noche azulada 
que la traiga a mi. 

.....Levanto su copa, brindo por nosotros....
¡porte marinero y gesto gentil!
por aquel sedero que salia del puerto
bajo las estrellas lo vimos partir.

Si van a Girona, junto a L´Estartit
verán esa cala donde un día un marino, 
allá en los ochenta, nos contó la historia 
mas linda de amor y de vida,
que hoy con mis versos les quise decir.