sábado, 5 de mayo de 2012

ÁLAMO PLATEADO

Foto del autor
























Tus hojas de oro
y claros de luna,
esperan que el viento
las roce al pasar.

Dormitan tus ramas
entre las caricias,
de un agua que sueña
con volver al mar.

Cantando tus copas
canciones que el viento,
aprendió viajando
por otro lugar.

Trinos de jilgueros,
y otros pajarillos,
que entre tu hojarasca
se quieren amar.

Tatuadas en tu tronco
promesas de amantes,
que a tu fresca sombra
oíste jurar.

¡Álamo plateado!
junto a la ribera,
del un lago que sueña
con besar la mar.

Tu esperas caricias
del viento en tus hojas,
Yo espero la luz
de su dulce mirar.

Mi aliento pronuncia
su nombre en mis labios,
el viento en tus copas
suspiros que evocan la mar.

Tu no tienes frutos
que palien el hambre,
más evocas  sueños
que envuelven al alma
 en su caminar.

...¡Álamo humilde
junto a una  ribera!...

donde el viento canta,
donde el agua sueña,
donde yo a ella 
la vengo a esperar.

La Luna que viene
siguiendo  la noche
también  en tus copas
se quiere enredar,