domingo, 21 de agosto de 2011

SONES DE SEVILLANAS


Tengo yo una chiquilla,
más bonita que un rosal.

Que con seis primaveras,
está aprendiendo a bailar.

Con los sones de una tierra,
que yo tenía olvidá.

Son acordes de alegría,
de color y libertad.

Cuando levanta las manos,
¡hay que bonita que está¡

Bailando por sevillanas,
con la cara iluminá.

Su madre le va marcando
los pasos que tiene que dar.

Ahora se miran y ríen,
ahora la vuelta se dan,

para mirarse de nuevo,
con la cara iluminá.

Alegrías de una tierra,
que yo tenía olvidá.

                                                  Antonio Villegas Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario