domingo, 4 de marzo de 2012

INMENSA CUEVA DE LADRONES


Constante bombardeo,
de cincuentones.
Políticos corruptos,
y ladrones.
Banqueros avarientos,
malhechores.
Amantes de lo ajeno,
usurpadores.
Llenando vuestras bolsas,
con los dones.
De las gentes humildes,
sin favores.
Queréis teñir de negro,
los albores.
De otra gente, de otro tiempo,
de los jóvenes.
Mas seguro fracasáis,
en pretensiones.
Pues suyos serán el tiempo,
y las razones.
Pedantes,soberbios,
y simplones.
Nunca entendereis de nuestras
ilusiones.
Ni sabréis del placer que da
el saber.
Que la sonrisa de un niño vale más,
que todos los millones.

Antonio Vilegas Martín

4 comentarios:

  1. Cierto, bien cierto es cada verso que has dejado reflejado...un placer leerte...besos.

    ResponderEliminar
  2. No merecen ningún tipo contemplaciones los que hoy se encargan de teñir de negro el horizonte y destrozar tantas ilusiones... "la sonrisa de un niño vale más,
    que todos los millones", ¡cuanta verdad, Antonio!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa Antonio, esta noche he entrado en tu blog y estoy disfrutando leyendo tus poemas, todos me parecen fantásticos. Felicidades por escribir tan bonito

    ResponderEliminar
  4. Preciosa Antonio, esta noche he entrado en tu blog y estoy disfrutando leyendo tus poemas, todos me parecen fantásticos. Felicidades por escribir tan bonito

    ResponderEliminar