sábado, 21 de abril de 2012

EN LOS PUEBLOS DE NAVARRA, DE SUS VIÑEDOS Y CAMPOS




En los pueblos de Navarra
cuando pases por allá
de todo lo que te ofrezcan
nada dejes de probar.

Ya que es tierra generosa
que sabe recompensar
el cariño y la entrega
con que la saben tratar.

De sus campos finas hierbas
y hortalizas te darán,
ataviadas con tanto esmero
que a gloria te ha de tocar
el  campanar de tu boca   
cuando las quieras  probar.

De sus corrales ternera,
pollo, pichón, o lechal
que también es milenario
el trato que le saben dar.

Y como postre cuajada
queso Idiazabal o Roncal,
da lo mismo lo que elijas 
rico bocado será.

Y entre bocado y bocado
¡Buena charla!
 Y trago de vino echarás




como hacían nuestros ancestros
para la vida alargar.

Porque el vino es fuente de vida,
es principio y es final.

Con el  brindan cuando nacemos,
cuando aprendemos a amar,
cuando vamos a la guerra,
cuando firmamos la paz.

 El vino es sangre de tierra
que el universo nos da
para hermanar nuestras almas,
para enardecerlas más.

En Navarra el vino tiene
siempre un ingrediente más
agua, tierra, sol y cepas,
tiempo y roble al reposar;
y el cariño que le echan
sus gentes en lo demás.






1 comentario:

  1. Hermoso poema dedicado a esa noble tierra... tengo pendiente desde hace tiempo hacer un viaje por el norte, tus versos animan y reafirman mi intención.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar