sábado, 3 de agosto de 2013

NOCHES DE ESTRELLAS

                  
                   En las noches de verano,
cuando lucen las estrellas,
                  bajo su manto de hechizo
                  de inmensidad y belleza.

¡Rinde el guerrero su espada!

¡Blande su fuerza el poeta!

..Y en mi alma de recuerdos
conmovida de grandeza,
crecen ramos de colores
de ternura y de belleza,
y casi sin darme cuenta
mi mano tu mano aprieta.

Hijos de las luces somos
aunque vayamos a ciegas
por senderos de tinieblas.

¡Lástima que no sepamos
mirar al cielo y verlas!
solo tienes que saber
que formas parte de ellas.

En las noches de verano
cuando la luna duerme,
y el viento limpia el cielo
de lágrimas que la mar vierte.

Siempre brillan las estrellas
para todo aquel que sepa
parar y  mirar a verlas,
su alma brillará al unísono
ya que somos hijos de ellas.

Antonio Villegas Martín

24/08/09

1 comentario:

  1. Hijos de las luces somos
    aunque vayamos a ciegas
    por senderos de tinieblas.

    ¡Lástima que no sepamos
    mirar al cielo y verlas!
    solo tienes que saber
    que formas parte de ellas.

    El poema entero es toda una belleza y estos versos que señalo me parecen sublimes. Te felicito de nuevo, Antonio. Gracias por compartir tanta belleza.

    ResponderEliminar