sábado, 20 de agosto de 2016

AQUEL DÍA

Pintura de Sorolla















¡Aquel día!

Silbaba el viento a la roca su canción de libertad,
elevando gaviotas y los sueños al pasar.

Mientras, los niños jugaban en la playa de aquel lugar
mecidos por la inocencia y las caricias del mar.

La luz pintaba las sombras de las cosas al pasar,
para que los ojos vieran todo lo bello que hay detrás.

Y las mujeres tejían historias de amor y paz,
fieles a ese legado de alegría y entrega
que el Universo en ellas quiso dejar.

Los hombres, en la locura de su eterna oscuridad,
forjan espadas y armas dispuestas para matar,
pretendiendo ser los amos de lo que no se puede guardar.

El placer que da la vida, y la alegría de amar
son un legado del cosmos que el tiempo se llevara.

¡Lloran las noches estrellas pretendiendo iluminar!
la oscuridad de los hombres para que aprendan a amar,
antes de que el tiempo extinga nuestros días de soñar.
               

                                                     Antonio Villegas Martín 
                                                               19/08/16

.


2 comentarios:

  1. Que bonito Antonio, es un placer leerte siempre, a ti siempre te iluminará esa estrella particular que te hace ver la vida diferente, sigue su rastro y escribe lo que sientes para que los demás podamos gozar con tus cescritos. Un abrazo

    ResponderEliminar