miércoles, 24 de agosto de 2011

TARDES DE ABRIL


      Para la mujer que enciende mis días


En esta tarde de Abril,
el cielo ya se ha encendido,
y en el azul de su lienzo,
la luna ha aparecido.

Los luceros ya compiten,
con el sol atardecido,
saben que baila una  estrella,
que del cielo yo he cogido.

Tu alma huele a albahaca,
a rosas y limoneros,
cuando tu risa la esparce,
bailando a los cuatro vientos.

El aire que se ha enredado
entre tu mata de pelo,
se queda dándote vueltas
pensando que esta en el cielo.

Y los lunares de tu falda
aliados con el viento,
vuelan como mariposas
alrededor de tu cuerpo.

¡En esta tarde de Abril!
¡bajo este cielo encendido!
con la altivez de tu baile
tu alegría es mi delirio!


                       Antonio Villegas Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario