domingo, 18 de septiembre de 2011

QUE BUENA SUERTE LA MÍA



¡Que estrella me iluminó!
¡Que buena suerte aquel día!

Andar, el mismo camino
por donde tu venias.

Precedida de tu luz,
de tu risa y tu alegría.

¡Pudiste mirar a otro!
¡O hacer que no me veías!

Pero tus ojos quisieron,
mirarme a mi ese día.
Desde tus ojos de mar.
Y tus miradas traían,

Las caricias de tus risas,
y el frescor de tu alegría.

¡Que estrella me ilumino!

¡Que buena suerte la mía!

Tenerte como te tengo
a mi vera todavía.

Antonio Villegas Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario