domingo, 16 de octubre de 2011

AL RECUERDO DE JULIA MI QUERIDA HERMANA












De niños reíamos juntos
pues ella de mi cuido,
sus cabellos fueron dorados,
sus ojos de mar con sol.

De corazón generoso,
¡por que ella todo lo dio!

La alegría de las cosas
siempre la acompaño.

¡Hubo un hombre que la quiso!

Y tres hijos que pario.

Hoy su muerte nos aflige,
y puebla de lagrimas
nuestro triste corazón,

¡Mas cuando el tiempo lo cure
volverá su resplandor!

Seras parte de nosotros,
un rasgo en tus hijos,
una historia para nietos,
una caricia en el viento,
un gesto, una canción.

¡Tu recuerdo sera!como siempre,
un consuelo para nuestro corazón.


Antonio Villegas Martín

12/10/11

1 comentario:

  1. Precioso homenaje, Antonio, seguro que allá donde esté sonreíra agradecida. Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar